Por nuestra experiencia en la instalación de cristalerías para terrazas en Peñaranda de Bracamonte, Salamanca, podemos afirmar que cada vez más personas confían en nuestra empresa gracias a nuestra seriedad profesional. En esta ocasión nos gustaría aprovechar este artículo para explicarte las diferencias que existen entre el vidrio templado y laminado.

Al vidrio templado también se le denomina vidrio endurecido y, como ofrece mayor resistencia que otras variedades de vidrio, es habitual utilizarlo como vidrio de seguridad. Se caracteriza sobre todo porque cuando se rompe lo hace en trozos muy pequeños en lugar de grandes fragmentos, por lo que disminuye el riesgo de que cause cortes. Se fabrica empleando tratamientos especiales en una técnica de calentado y enfriado rápido. A pesar de ello no pierde transparencia y es capaz de soportar las tensiones térmicas, las variaciones de temperatura mucho mejor que los  vidrios comunes.

Como especialistas en la instalación de cristalerías para terrazas en Peñaranda de Bracamonte podemos decir que el  vidrio laminado se caracteriza porque en caso de rotura los fragmentos se quedan adheridos a una lámina de plástico especial que está colocada entre las diferentes capas de vidrio que lo forman. El vidrio laminado ofrece también mayor protección porque filtran las radiaciones ultravioleta lo que previene la decoloración de telas o de muebles. Por otro lado, actúan como barrera acústica y térmica porque las ondas se debilitan al atravesar el vidrio y las capas de plásticos intercaladas. Además pueden colocarse diferentes láminas de vidrio para formar cristales de gran grosor resistentes al impacto que son los que se emplean en los escaparates de las tiendas.

Si necesitas cristales para tus ventanas o la terraza ponte en contacto con J.García Cristalerías